miércoles, 27 de mayo de 2015

8892.- HISTORIAS DE LA MAR



HISTORIAS DE LA MAR

        
EL NAUFRAGIO DEL BERGANTÍN GOLETA “GERARDO SENSAT”
En diciembre de 1925, cuando iba cargado de carbón, a causa de un fuerte temporal naufragó en la Ría de Muros en los bajos Corrubedos el bergantín goleta “Gerardo Sensat” ex “Marcelina”, propiedad del armador de Torrevieja Antonio Parodi Pérez. En el naufragio falleció toda la tripulación que era de Torrevieja. El barco estaba al mando del capitán de la marina mercante Lorenzó Galiana, que precisamente en años anteriores había sido Ayudante Militar de Marina de Muros.

EL NAUFRAGIO DE LA GOLETA “VENUS”
En octubre de 1929, cuando la goleta “Venus” se encontraba en lastre a la altura de Cabo Negro, cerca de Portman, prácticamente parado por ausencia de viento, la entrada inesperadamente un fuerte viento que le entro de través produjo una gran escora en el barco hasta que lo dejo flotando con la quilla al sol, como se dice en términos marineros, pero sin hundirse totalmente. Al zozobrar el barco los tripulantes que en aquel momento estaban en cubierta cayeron al mar. Por suerte la tripulación consiguió subir al bote auxiliar que estaba amarrado con un cabo de remolque a popa del “Venus” y que en previsión de que se hundiese con el barco cortaron el cabo. Al darse cuenta de que faltaba un compañero, pensaron que se había ahogado, pero realmente había quedado sin poder salir en un espacio de aire en la bodega. Al poco tiempo un submarino de la base de Cartagena que pasó por la zona les dio remolque lo que hizo que el “Venus” al moverse y dad unos bandazos el marinero que estaba en la bodega, al ver la claridad buscando logro salir a la superficie con la sorpresa de sus compañeros que lo habían dado por perdido.

EL NAUFRAGIO DE LA MOTONAVE “ALBERDI”
El 5 de febrero de 1974, a la 7 y media de la mañana, a 4 millas de cabo Formentor se hundió la motonave “Alberdi” matrícula de Vigo y propiedad de la casa armadora Moreira y Compañía con sede central en Madrid y oficinas en La Coruña. El barco que era de madera se había llevado a calafatear al puerto de Burriana. El barco había salido cargado de sal de Formentera con destino a Barcelona, al mando del patrón de cabotaje de Torrevieja Mariano Mercader Esteban “Monani”, durante el trayecto se presento un temporal del Noroeste que hizo que los continuos golpes de mar contra las viejas maderas de su cotado produjera una vía de agua que al  inundar la bodega y la cámara de maquinas, que a pesar de los esfuerzo de la tripulacíón  produjo su hundimiento. En vistas que el hundimiento del barco era inminente, lanzaron bengalas y arriaron do botes de madera y dos balsas salvavidas, que al quedar los primeros destrozados contra el costado por los golpes de mar los tripulantes que estaban en los botes pasaron nadando a las balsas. A la llamada de socorro acudieron los barcos de bandera argelina “Collo” y “Antinea” que realizaron el salvamento recogiendo el primero a 7 tripulante y el segundo a uno que fueron transportados al puerto de Argel donde se hizo cargo el consulado de España facilitando a toda la tripulación alojamiento, ropa, comida y dinero y el posterior viaje en avión a la capital de España. La tripulación estaba compuesta por 8 hombres: 6 de Torrevieja, 1 de Motril y 1 de Adra, siendo de Torrevieja el patrón Mariano Mercader Esteban, el motorista Francisco Martínez, el cocinero Antonio Céspedes y los marineros José el “Hornero”, Ángel Catalá, y Antonio Torres. Después de naufragio el patrón Mariano Mercader pasó a mandar barcos de las navieras Mallorquina, Guimbau y Sánchez Solé de Cartagena

martes, 26 de mayo de 2015

8891.- HISTORIAS DE LA MAR



SOBRE EL PAILEBOTE “SOLEDAD”

Anastasio A. Gómez Anés me ha enviado el siguiente correo sobre la historia del pailebote “Soledad” de Torrevieja y su tripulación al que hago referencia en el artículo publicado en mi blog titulado Historia de Torrevieja por Francisco Rebollo Ortega y en Facebook:


Encontré muy interesante su artículo sobre el pailebote Soledad, y como me resultaba vagamente familiar, decidí buscar más información sobre lo acontecido.
Buscando en periódicos de la época he encontrado que la embarcación era el laúd Antonia Torres, y ocurrió el 14 de julio de 1921 en las cercanías del peñón de Vélez.
La tripulación estaba formada por el patrón José Martínez Sáez, alias ", el chato" que murió abordo, su hijo José Martínez Salas, Antonio Seguí Andréu, Pedro Ibáñez Sirvent, Antonio Canillas García y su hijo Antonio Canillas Canillas. El laúd fue encontrado a la deriva por un barco de Trasmediterránea. La tripulación fue llevada a tierra por los cabileños y retenida.
Todos pudieron escapar en bote a finales de 1922, excepto Pedro Ibáñez, de Málaga creo, que fue liberado en enero del año 1923.
El laúd una vez recuperado se perdió definitivamente en Adra sobre octubre del 1922 con el nombre de Dolores Vilaplana. Lo curioso de esto es que en mi familia siempre hemos oído comentar a mi padre, con 84 años, que un tío suyo, Carlos Gómez Vera natural de Torrevieja, había estado embarcado en un barco que había sido asaltado por los cabileños y mi padre recuerda el mote de "el chato". También se ha comentado siempre que hacían contrabando de armas con los rifeños y que el asalto fue una venganza porque habían engañado a los moros al venderles cajas de fusiles vacías llenas de piedras que al transbordarlas a las barcas rifeñas se caían y se hundían. Los moros sospechando algo bucearon para sacarlas y se dieron cuenta del engaño.

Ya le digo, una curiosidad que me ha hecho mucha ilusión.

Este sábado intentaré buscar más información en la Asociación de Estudios Melillenses.

Un saludo

Atanasio A. Gómez Anés


8890.- HISTORIA DE LA MAR



HISTORIAS DE LA MAR



LOS FLETES DE LOS BARCOS DE VELA DE TORREVIEJA

Entre las mercancías que los barcos de vela de Torrevieja transportaban a Cuba estaba la teja plana de Alicante y en viaje de regreso maderas nobles como el cedro y la coba, azucar, tabaco y otros, siendo los puertos más visitados el Santiago, La Habana y Manzanillo.



NAUFRAGIO DE LA GOLETA “SANTA ISABEL”

En el invierno del año 1917, después de salir del puerto de Palamós sobre la 10 de la noche en un fuerte temporal con viento norte, entre Cabo Creus y la Islas Medas desapareció sin dejar rastro la goleta “Santa Isabel”. En el naufragio falleció el patrón José Chacopino y su hijo Vicente que precisamente se iba a casar al regreso del viaje, el contramaestre Olivares, Próspero, un joven motorista y otros marineros de Torrevieja.



SAVAMENTO EN LA MAR

El 3 de agosto de 1922, cuando el laúd “Antoñita” matrícula de Alcudía, tripulado por el patrón Guillermo Ramón Cabanellas y el marinero Antonio  Domingo Mol, cuando se encontraba cerca del Cabo Menorca, después de haber finalizado la pesca del día, en un temporal de viento y lluvia  del barco naufragó quedando en el agua la tripulación que fue recatada por la goleta Saffi al mando del patrón de cabotaje de Torrevieja Manuel Samper Carmona y seis marineros que acudieron en su auxilio se dirigían a Barcelona, para tuvieron que arriar un bote con los marineros Antonio Bernabé Zapata, Joaquín Gil Torres y Manuel Larios García que a pesar riesgo para sus vidas y tras grandes esfuerzos consiguieron salvar a los tripulantes del laúd, por lo que fueron condecorados por el Consejo Superior de la Sociedad Española de Salvamento de Náufragos, con la medalla de plata el patrón y con la de bronce los marineros.



LA NAVIERA MALLORQUIA

En el año 1925 se fundo la Naviera Mallorquina, con central en Palma de Mallorca en los Astilleros del contramuelle (Mollet) sucursal en Barcelona en la calle Colón nº 2. A lo largo de su historia fueron muchos los patrones, contramaestres y marineros que navegaron en sus barcos, la mayoría bautizados con nombres de calas, entre ellos el “Cala San Visent” anterior pailebote “Carmen Flores”, “Cala Moltó”, “Cala Portals”, “Cala Castel”, “Cala Pi”, “Cala Mondragón”, “Cala Galera”, “Cala Engosauba”, “Cala Gat”, “Cala Marsal”, “Cala Millo”, “Cala Bendinat”, Cala Murta, Cala Bona”, “Cala Gavieta”, “Cala Pi”, “Cala Llamp”, Cala Antio”, Cala Fernells”, “Cala Portals”, Cala Contesa; “Cala Mitjana”, “Cala Tuent”, “Cala Mortó, Cala Myrada, “Cala Madrona”, Cala Äguila”, “Cala Virgili”, “Cala Bona”, “Cala Morlanda”, “Murada”, “Cala Llonga”, “Cala Encantada”, “Cala d´Ors”, “Cala Marsala”  y otros  

lunes, 25 de mayo de 2015

8889.- BARCOS DE VELA DE TORREVIEJA EN LA CARRERA DE AMÉRICA



BARCOS DE VELA DE TORREVIEJA EN LA CARRERA DE AMÉRICA
Desde finales del siglo XIX hasta los años 20 del siglo pasado varios barcos de vela de la marina mercante de Torrevieja realizaron viajes a América a puertos de Cuba, Puerto Rico, Méjico, Uruguay el Sur de los Estados Unidos, entre ellos el bergantín goleta “Viajero” y el bergantín redondo “Hermanos Ballester”, ambos de los hermanos Ballester; bergantín “Frasquito” de Francisco Blanco Moreno; pailebotes “Salinero” y “Saladar” de la compañía salinera, estando al mando el primero por el capitán de la marina mercante de Torrevieja Francisco Giménez Gallud; pailebote “Parodi Hermanos” de los hermanos Parodi, que al mando del patrón de cabotaje Antonio Segarra hizo viajes a Méjico y Cuba; polacra goleta “Hernán Cortes”, cuyo último viaje a America fue en 1920; pailebote de tres palos “Mariajes”, construido por los maestros carpinteros de ribera Ripoll y Segarra, realizó un viaje a America en el año 1920, al mando del patrón de cabotaje Gregorio Martínez Hernández; bric-barca “Pepita Pares”, realizó viajes a America con tripulación de Torrevieja, el sobre cargo, el contramaestre y marineros, entre ellos Vicente Aniorte “El Cano”, Vicente Carreras, Jaime el “Chafarrías” Rafael el Güite y otros tripulantes; pailebote portugués “Isabel” de 1.200 toneladas, hizo viajes a America con el patrón de cabotaje Francisco Martínez Serrano; bergantín ruso “Muñisalva” propiedad de una naviera de Barcelona, hizo viajes a América con el patrón de cabotaje Francisco Martínez Serrano; bergantín goleta “María Asumpta”, propiedad de la armadora Antonia Gallud Calderón; bergantín “Joaquina”, de Joaquín Chapaprieta Torregrosa, fue torpedeado durante la I guerra mundial por un submarino alemán a la altura de las Islas Canarias cuando regresaba de un viaje a Cuba con un cargamento de madera de caoba; Pailebote “Carmen Flores”; pailebote “Joven Pura”, propiedad Domingo Giménez, realizó viajes a Cuba; bergantín goleta “Marcelina”, realizó viajes a cuba con el patrón de cabotaje José Rodríguez Reyes.

NOTA. En los barcos de vela de la marina mercante que para la navegación de cabotaje tenían su patrón de cabotaje, para sus viajes a Ameríca tenía que embarcar un capitán de la marina mercante. La mayoría de los  barcos de vela, a lo largo de su vida solían cambiar de propietario, de matricula incluso de nombre. Igualmete sufrían obras  transformaciones en su arboladura cambiando con ello la denominación original. Muchos bergantines, polacras goletas y otros se transformaron en pailebotes y posteriormente en motoveleros como ocurrió con el Hernán Cortes, que siendo pailebote transportó a Barcelona la imagen de la Purísima de los Hermanos Blanco para la Hermandad de Torrevejenses ausentes el 19 de marzo de 1957.   

domingo, 24 de mayo de 2015

8889.- TORREVIEJA A TRAVÉS DEL TIEMPO EN TORREGUÍA ( VIERNES 22 DE MAYO DE 2015)



8898.-HISTORIAS DE LA MAR (VI)



HISTORIAS DE LA MAR (VI)

EL REGRESO A ESPAÑA
Salimos el 31 de mayo y corrimos en popa rumbo al cabo San Antonio para coger el canal de Florida. Una vez que entramos en el canal amuramos por estribor y aferramos el sobre y el juanete, tomando la vuelta para los Estados Unidos. Los vientos son siempre contrarios y fuertes y tenemos que pasar el canal a bordadas de una costa a otra, entre Cuba y Estados Unidos.

LAS CORRIENTES DEL GOLFO
Gracias a las fuertes corrientes que salen del golfo de Méjico con dirección al E se puede hacer fuerza para salir del canal, notándose cada vez que se van viendo los faros de la costa baja de Norteamerica como los montamos y dejamos por sotavento. Una vez pasado el canal seguimos remontando la costa americana hasta encontrar los variables, que siempre suelen ser a la altura de Nueva Orleans a la de Nueva York, según se quiera ir más o menos al N. Con variables se amolla en popa y se arrumba a pasar por el norte o por el sur de las Bermudas, sabiendo que los palos más fuertes de mar y viento se reciben los que están más al norte, no sé si por ser más ignorantes o por más valientes escogimos el peor de los rumbos, pero nos salió todo bien por parte de los vientos que siempre fueron de componente W y SW sin llegar a ser el más temible de toda esa travesía, que es el NW. Con sólo un día percibimos el aliento de este terrible viento y en calma completa creímos desarbolar, pues la mar que recaló nos hizo aferrar el juanete y rompimos la caña del timón a ras de cubierta.

RUMBO A LAS ISLAS AZORES
Esto fue lo sucedido en todo el viaje de vuelta, pues este percance los salvamos y otra vez con viento entablado del W seguimos rumbo a la Azores, y llegamos a estas islas el día de San Pedro, pasamos entre las islas del Cuervo y Flores con la suerte de coger ese día dos dorados con curricanes y el encuentro con el vapor “Torras Bagés” de la compañía Transmediterránea española que venía de América. Al verlo venir por la aleta de popa de estribor le izamos la numeral del barco, pidiéndole comunicación, y al verla él cuando estaba un poco más cerca hizo por nosotros y nos dio inteligencia. Entonces le pedimos que nos diera la latitud y longitud corregida para el presente momento, y nos la dio enseguida. Después paso bien cerca de nosotros y nos saludamos todos los tripulantes en cubierta, haciéndolo después con la sirena el vapor al alejarse de nuestra proa.

LA PRIMERA COSTA DEL CONTINENTE
La primera costa del continente que vimos fue Larache, y la casualidad  que nos encontráramos también en la recalada con el mismo barco que fue nuestro compañero en Ceuta, la polacra goleta “Matilde Peñaranda”, barco conocido nuestro y paisano, y hablamos con ellos un rato. 

EL PASO DEL ESTRECHO DE GIBRALTAR
Pasamos el estrecho con levante duro, pero aguantamos la vela desde Espartel, como dando a entender que un barco de la carrera de América no puede arribar a ningún puerto por mucho viento que haya, y menos aún en las puertas del Mediterráneo. El único miedo que teníamos todos era a los submarinos alemanes, porque sabiamos que se encontraban en guerra con Cuba, y no podiamos saber si respetaría la neutralidad de un barco español viniendo de un pais enemigo.

LA LLEGADA AL PUERTO DE VALENCIA
Por fin, el día 22 de julio en la noche nos pusimos a aguantar de capa en la boca del puerto de Valencia, y el 23 en la tarde a las 14 horas entramos con un remolcador por la proa hasta amarrar en el muelle. La entrada del “Joven Pura” en Valencia fue apoteósica, pus todos los barcos izaron la bandera dándonos la bienvenida y el vapor “Santa Florentina” no saludo con un toque de sirena.

De las memorias del patrón de cabotaje José Rodríguez Sala, hijo del patrón de cabotaje José Rodríguez Reyes.

El bergantín Goleta “Joven Pura” salio de España rumbo a Cuba  primeros de enero del año 1917 y regresó a España el 22 de julio del mismo año después de seis meses y medio de ausencia.




                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                        

      

sábado, 23 de mayo de 2015

8897.- HISTORIAS DE LA MAR (V)



HISTORIA DE LA MAR (V)



EN SANTIAGO DE CUBA

Por causa de la huelga revolucionaria en el campo, demoramos 40 días en Santiago de Cuba. Menos mal que lo enmendamos con estadías que pagó el contratista, pero nos hizo retrasar el viaje en dos meses.



RUMBO A MANZANILLO

Salimos para Manzanillo, y después de pasar una costa montuosa y brava, encontramos una extensa playa, en la que se veía un banco embarrancado de color rojizo, era el crucero español "Oquendo" , que aún continuaba en aquel lecho de muerte desde desastre en que se arrió la bandera española quemada por el incendio que los yanquis causaron en sus bombardeo a los barcos de Cervera a la salida de Santiago de Cuba. Dos días tardamos en llegar a Manzanillo, y para llegar tuvimos que enmendarnos desde frente al matadero que fondeamos por la noche por haberse quedado en calma a el viento. La carga se hace por medio de balsas de 20 o 30 piezas cada una, y desde el costado se van enganchado y subiendo una a una a la cubierta y a la bodega.



MANZANILLO

El pueblo es muy parecido a Torrevieja, con un muelle de madera, y una fábrica aserradora; en la fábrica hacíamos aguada con barriles y con el bote la transportábamos a bordo. En cabo cruz se toma el práctico para llegar a Manzanillo por medio de cayos que apenas se ven en la superficie, y esto lo notamos después de navegar unas cuantas millas desde cabo Cruz por la costa en dirección W al percibir unos juncos que salían del agua por fuera de donde íbamos navegando.



LA COSTA

Toda la costa desde cabo Cruz a San Antonio es baja y en ella se encuentran la célebres plantaciones de tabaco de Vuelta Abajo. Todo lo contrario sucede desde Punta Maisi hasta pasada la costa de entrada a Santiago, pues en montuosa, y por el interior se ven sierras elevadas y montículos frente a Santiago; en uno de ellos tuvo lugar la célebre batalla donde murió Vara del Rey, cercana al pueblo.

LOS RECUERDOS

De los recuerdos por tierras de Cuba tenemos varios: unos negritos vendiendo yemitas de coco ¡cinco por medio y a comer sabroso! En Santiago de Cuba fuimos a comprar cocos a un almacén y el dueño nos dijo que él era también español; le preguntamos de donde era y nos dijo que de Torrevieja, y al contestarle nosotros que también éramos de allí nos dijo que era de Abanilla pero que había pasado varias temporadas en nuestro pueblo, y que conocía a mucha gente de allí.



LA FRUTA TROPICAL

La primera fruta tropical que probamos fue la manzana rosa, una fruta con sabor a flores, pero sin gusto al paladar; únicamente nos gustaron la piña y el mango, y aún mejor el jugo de refrescos con hielo como la sandía la piña y el coco. En Manzanillo observamos que los chubascos, cuando se producen vienen con fuertes aguaceros y vientos huracanados de corta duración.



LAS COMPRAS

Para la salida y para el viaje compramos guayaba y jalea, paquetes de cigarrillos Herí Clay, picadura de tabaco Partagás y Competidora, y para el costo del barco galletas de habichuelas.


viernes, 22 de mayo de 2015

8896.- HISTORIA DE LA MAR (IV)



HISTORIA DE LA MAR (IV)

EN SANTIAGO DE CUBA
Después de haber fondeado en la bahía y con la bandera de España a tope en el palo mayor, condujimos en el bote a tierra a mi padre y al capitán para tomar la entrada. Una vez quedó el barco arranchado, entoldado y con el aparejo agarrochado, nos fuimos mi primo Eduardo y yo con el bote al muelle a esperar a mi padre y al capitán, y a un señor que se nos acerco a nosotros de que parte de España éramos naturales; le dijimos que el barco y nosotros éramos de Torrevieja, de la provincia de Alicante, y el nos dijo que era catalán. Se nos ofreció en todo lo que el pudiera hacer por nosotros, y que se había alegrado mucho de ver un velero español y españoles en Santiago de Cuba.

LA POBLACIÓN DE SANTIAGO
Por la tarde fuimos a tierra, y recorrimos la población admirando una plaza con el nombre de plaza de la reina, en la cual se encuentra el edificio del Ayuntamiento, y en el salón de sesiones un cuadro de Hernán Cortés jurando el cargo de 1º alcalde de Santiago de Cuba. Todos los edificios que había en la plaza eran de Bancos, Colonia Gallega, Militar y Centros Oficiales. Día de Jueves Santo, pero las banderas seguían a tope en todos los buques surtos en puerto, menos el nuestro, pues después de haber tomado entrada la arriamos a media asta. La conmemoración de la muerte del redentor se celebra en Cuba el Viernes Santo, y ese día ondean las banderas a media asta en todas partes hasta el Sábado Santo a las 10 de la mañana. El domingo de resurrección, en la tarde dio un concierto la Banda Militar en la plaza de la Reina, predominando las marchas españolas y zarzuelas, mezcladas con otras cubanas. El habla, costumbres, apellidos y nombres es puramente español en Cuba. Sólo varía la moneda. Algunas personas nos miraban con recelo, pero la mayoría no son así, sino todo lo contrario, demostrando a cada momento a cada momento que siente amor y cariño por esa enseña que muestra sus colores en el costado del velero español y que no se cansan los trabajadores mulatos, mirarla, muchas veces durante la descarga, en el muelle de madera al que está atracado nuestro velero. En los cines cada vez que hay un descanso ponen en película el anuncio “Se prohíbe fumar en la sala” y cada vez que lo hacen aparece la bandera española flameando al viento en colores, después la cubana y por último la americana anunciándolo en inglés. Todos estos pequeños detalles tienen un valor extraordinario para nosotros cuando nos encontramos en América, tan lejos de España y tan cerca de lo español.

LOS AMIGOS
El amigo catalán nos visitaba mucho, nos traía periódicos y revistas y nos invitaba a café; también venían otras personas con máquinas fotográficas, era un acontecimiento ver un velero español que había venido de España. Los consignatarios venían a ofrecer fletes para todas las repúblicas americanas, pero teníamos un contrato firmado ya en Alicante, y por culpa de una huelga quedó nulo; era cargar en Santiago, pero el cargamento lo quemaron. Un nuevo contrato salió para firmar por los mismos de antes y quedó convertido en cargar 60 toneladas de azuzar en santiago y el resto de cargamento en Manzanillo, de madera.

LA CARTA
Una nota destacada de este viaje es una carta que recibió mi padre, por conducto de un patrón de un pailebote de Haití que venía a Santiago de sobrecargo del “Hernán Cortés”, en la que decía que pasaba por enfrente del morro y le mandaba un saludos con aquel barco que había encontrado junto a ellos desde Haití. Esto fue 3 dias después de haber entrado nosotros a puerto. Por lo que sacamos en consecuencia que los primeros de la expedición en llegar a Cuba fuimos nosotros, después el “Ernesto”, el tercero el “Cortés” y el cuarto la “Joaquina”, que llegó 7 días después de nosotros.

jueves, 21 de mayo de 2015

8895.- HISTORIA DE LA MAR (III)



HISTORIA DE LA MAR (III)

POR EL MAR GRANDE Y PROFUNDO
Cada cual fue a su gusto, pero el gusto de verse tanto tiempo por el mar grande y profundo parece más bien de pena y de amargura que de satisfacción; entrada y salida de guardia cada cuatro horas, oyendo el repique de la campana de popa cada dos horas, relevo del timón, recorrida de palos todas las tardes, desde las 4 a las 6, limpieza, pintar, hacer cajeta y payetes, hacer meollar, limpiar las luces de situación, compás y albergues; siempre las mismas caras ante nuestra vista, una vista aburrida para los marineros que hace estos viajes, para los de vela, para los del descubrimiento capitaneados por colón y los Pinzones, y para los navegantes solitarios, para todos en general es un aburrimiento el pasarse días y más día si ver tierra ni aun barco, y siempre solos.

LAS HIERBAS Y LOS PÁJAROS
Cuando se empiezan a ver la hiervas amarillas en la superficie del agua nos anima y nos alegre el poder ver algo nuevo que antes no veíamos, es un aliento reconfortante entretenerse mirando todo el día esos bancos de hiervas en medio del océano, y aún más reconfortante sabernos cada vez más cerca de la costa y de tierra firme. Llega otro día en que empezamos a ver pájaros a modo de gaviotas, pero en pequeñas bandadas, que después desaparecen con dirección al Oeste, y a los cuales les llaman los marineros españoles “cigarreros”.

NUBES TORMENTOSAS
Por la proa y allá en el horizonte se ven nubes tormentosas que indican la proximidad de tierra americana, y que hacen su aparición unos días después en la zona que navegamos, con unos fuertes chubascos de viento y agua de componente SW, haciéndose cargar y aferrar velas con el aparejo ceñido durante dos horas y media en la madrugada. Después cuado ya ha pasado la tormenta, recala de nuevo la brisa y apoyamos de popa dando velas al viento.

LA VISTA DE TIERRA
Por el Sur y raso al horizonte se descubren unas montañas que parecen nubes, pero es tierra de Puerto Rico, que se ve a muchas millas de donde mavegamos nosotros que seguimos rumbo a la isla de Santo Domingo. En la siguiente madrugada repitió otro chubasco con las mismas características de anterior, y otro más al día siguiente, pero estos últimos con más violencia  duración que el primero, pero siempre de 2 a 6 de la madrugada.
Por fin avistamos cabo Cabrón, en Santo Domingo, y esta vez nos íbamos acercando a tierra, no como cuando vimos Puerto Rico que nos íbamos alejándonos más de él. Ahora veíamos la costa bien clara y muy cerca, y ya no la dejaríamos hasta poner rumbo a Cuba.

EN LA COSTA CUBANA
Pasamos Punta Maisi de noche; esta punta es la más oriental del Cuba, y costeamos por ella como lo hacemos en busca de puerto de fin de viaje. Eran las cuatro de la tarde cuando del miércoles Santo cuando orzamos y nos pusimos a aguantarnos de capa, aferramos sobre y juanete y cargamos trinquete y petifoque. Por la popa nos cruzó el bergantín “Ernesto” poniéndonos al habla con el, y ya pasados de Guantánamo, tomamos de aperitivo una paloma de anís Sala para celebrar a llegada a Cuba, y nos dieron una cena extraordinaria en la tarde. Recuerdo que me tocó hacer guardia de 8 a 12 de la noche, y al relevo amollamos otra vez en popa, pero si dar más vela al viento hasta las 3 de la madrugada, que dieron el juanete otra guardia. De 4 a 8 dimos el trinquete y la mayor en mi guardia y a las 9 tomamos el practico en el morro haciendo rumbo a la ria de Santiago de Cuba por las mismas aguas y con la bandera española en el palo mayor recordando la salida de la escuadra española en otros tiempos y nos sentimos orgullosos de llevarla arbolada y pintada en nuestro costado paseándola por la hermosa ría de Santiago de Cuba, ría que fue testigo en el año 1898 de la salida de la escuadra de Cervera al martirio heroico, por el morro que ahora dejamos a estribor en las mismas aguas de entonces y de ahora.

EN SANTIAGO DE CUBA
Jueves Santo del año 1917 fue el día en que fondeo en Santiago de Cuba el bergantín goleta “Joven Pura” a la 11 y media de la mañana y a los 41 días de la salida de Ceuta. En la bahía se encontraba el crucero “Patria” y el vapor correo “Purísima Concepción”; don nombres unidos a nuestro pensamiento en tierras cubanas de Torrevieja y su Patrona, de España y su Patrona.   

LOS TRIPULANTES DEL BERGANTÍN GOLETA “JOVEN PURA”

LISTA DE TRIPULANTES QUE SE ENTREGÓ EN EL CONSULADO ESPAÑOL
1.- Capitán D. Nicolás Baello
2.- 1º Oficial D. Jaime LLorca
3.- 2º Oficial Francisco Mortales
4.- Patrón de cabotaje y sobrecargo D. José Rodríguez Reyes
5.- Contramaestre Ezequiel Martínez
6.- Cocinero Matías Cayuelas
7.- Marinero D. José Martínez
8.- Marinero Vicente Tello
9.- Marinero D. José Ferrer
10.- Marinero José Rodríguez Sala (pasado el tiempo patrón de cabotaje y autor de este relato)
11.- Eduardo Sánchez Sala  


8894.- CATEQUESIS EN LA MATA



 Enviado por Enrique López Joda


CATEQUISTAS EN LA MATA:
Ser catequista no es cualquier cosa; es un reto y una gran responsabilidad, pues el mensaje que transmiten a las personas en sus manos, es el mensaje de Jesucristo e influyen no sólo en su intelecto, sino que llegan a su alma y pueden colaborar de una manera eficaz con el Espíritu Santo, en la transformación en Cristo y para Cristo del corazón de muchos, ayudando a conformar su personalidad en lo más sublime de su ser, que es conocer y empaparse de Nuestro Señor. 

PROXIMAS COMUNIONES EN LA PEDANIA DE TORRELAMATA,
MES DE MAYO.
educador de la fe, se necesita un compromiso personal, serio, meditado y profundo. "No son ustedes los que me han elegido a mí, soy Yo el que los ha elegido para que vayan y den fruto, y este fruto permanezca" (Juan 15, 16). 
Ayudar a los padres y a los niños, con catequesis y acompañamiento continuo es necesario, además de impulsar a todos los miembros de la familia a reavivar las gracias de los Sacramentos. 
La primera comunión es un ritual sacramental de la Iglesia católica, por medio del cual una persona, generalmente menor de edad, participa por primera vez del Sacramento de la Eucaristía recibiendo la Comunión (recibir el cuerpo y la sangre de Jesucristo), siendo un requisito obligatorio haber obtenido antes el Sacramento del Bautismo y el de la Penitencia o Confesión
En La Mata, tenemos dos excelentes catequistas, preparadas, con ganas, con ilusión para capacitar a estos niños y niñas que en los próximos días 23 y 30, tomen por primera vez al Señor, son Eva Sánchez y Marisa Perelló. El Arcipreste y Pérroco de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario, Don José-Luis Arnal y como nó toda la Parroquia han depositado su confianza en estas dos voluntarias al Servicio del Señor.

COMUNIONES EN LA MATA:

Las Comuniones de los niños-as, serán los sábados, dias 23  ( 11 niños-as ) y 30 ( 15 niños-as ), a las 12’00 h. de la mañana, queremos ver la Iglesia llena de fieles. Estos niños necesitan nuestro apoyo. El Papa Francisco le ha dicho a los niños de Primera Comunión: “PARECE PAN, PERO ES EL CUERPO DE JESUS, JESUS VIENE A NUESTRO CORAZÓN”.
Los cantos estarán a cargo de la Coral “ El Nuevo Amanecer de Torrelamata “, dirigida por Doña Olga Vasilovskaya.
                                
                                   Torrelamata, 22 de Mayo de 2015
                                          Enrique López Joga